Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Amueblar un comedor con muebles vintage

La decoración de interior, no cesa de renovarse año tras año y ahora son variados los estilos que podemos plasmar en nuestro hogar. Un estilo de última tendencia es la estética vintage, y es que lo viejo combinado con lo nuevo está de tendencia. Para dar un auténtico aspecto retro a los espacios, la opción mejor es hacerlo a través de los muebles vintage. En el siguiente artículo te diremos qué piezas debes elegir en concreto para el comedor de tu vivienda. Descubre de qué manera decorar un comedor con muebles vintage y crea un espacio espectacular con un atrayente muy singular. muebles vintage

Además te puede interesar:
De qué forma decorar un comedor pequeño

Muchas veces, lograr una decoración vintage no precisa de una gran inversión económica. Si los muebles del comedor que tenemos son viejos, podemos renovarlos ofreciéndoles una mano de pintura blanca, pintar las sillas de colores atractivos, atrevernos con paredes de color o decoradas con papel pintado de aspecto retro y agregando complementos como un espejo viejo, algunos jarrones o un reloj de pared.
Son muchas las maneras a las que podemos recurrir, pero hay algunos muebles vintage y accesorios que son imprescindibles para dar realismo y reflejar a la perfección la estética retro en nuestro comedor.

Mesa de comedor
La mesa, es el mueble imperante de un comedor y debe representar al máximo el estilo vintage. Son ideales las mesas de madera en color blanco, de estructura robusta y aspecto envejecido o las mesas redondas que simulan los modelos viejos. No olvides decorar la mesa con detalles como un florero bien colorido o unos jarrones con estampados florales, el look vintage será total.

Sillas
Las sillas viejas, además son ideales para decorar el comedor con muebles vintage. Destacan las sillas barnizadas con pintura de colores vivos, los modelos de madera envejecida, las de madera combinadas con acero como la decoración de sillas con tapizados en cuero atezado o con telas coloridas y estampados florales y formas geométricas abstractas

Vitrina
Y para guardar toda la vajilla y exhibir determinados elementos ornamentales, no puede faltar una bonita vitrina vintage. Hay infinidad de modelos, pero las más recomendables para comedores vintage, son las de madera maciza en tonos claros y las que combinan cristales con cajoneras en las parte inferior. La pintura de color verde apagado con efecto craquelado, es común en la estética vintage, con lo que si se acomoda al estilo del resto de muebles vintage, puedes adquirir una para tu comedor de muebles vintage en Zalema.

Otros detalles vintage
Para llenar la decoración, además de estos muebles vintage, pon determinados elementos como espejos y cuadros con marcos viejos, lámparas de araña, una alfombra con diseños en zig zag, un reloj de pared de cuco, objetos con floreados, etc.. La clave no es otra, que adornar el espacio con pequeños detalles que le den una apariencia más retro pero sin recargarlo en exceso.

Originariamente el término vintage se empleaba para referirse a vinos producto de las mejores cosechas. En la actualidad, su empleo se extiende abarcando moda, cultura, música, objetos…
¿Por qué razón nos atraen los objetos precedentes a la década de los noventa?
Estamos en una época, donde los objetos no perviven, aun los fabricantes planean el fin de la vida de un producto con el propósito de estimular el consumo. Cada objeto actual que se vuelve obsoleto implica contaminación: por esta razón, un coleccionista de objetos vintage puede tener una cierta pérdida de fe en el progreso y estar desilusionado con la propia modernidad existente.

Pensamos que los objetos del el día de ayer, se fabricaban con más esfuerzo y con mejores calidades. Además de esto, la carga histórica es un valor añadido a los productos que coleccionamos. Nos chifla asistir a anticuarios, rastros… tenemos el anhelo de busca de tesoros perdidos, transformándose en un modo de expresión de la inventiva y en una tarea de continua investigación, donde vamos refinando el gusto por lo vintage.

julio 23rd, 2016 by