Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El miedo a la primera vez con lentillas

lentillas

La primera cosa que debemos hacer es ir a la óptica a fin de que nos indiquen qué lentillas son las mejores para nosotros. Recuerda, la prescripción de tus gafas no te sirve para las lentillas y siempre y en toda circunstancia deberás ir al óptico antes de utilizar lentillas por vez primera.
Los profesionales de la óptica te atenderán realmente bien y te ayudarán a sentirte mejor.
Primero te harán un test de la vista, te examinarán la salud de tus ojos, te harán una prueba lagrimal (para saber la cantidad y calidad de la lágrima), medirán tus factores corneales precisos y te efectuarán la adaptación para saber qué tipo de lentillas es la más conveniente para tí. El óptico te enseñará de qué forma ponerte las lentillas. Al comienzo te costará un tanto ponértelas, mas el óptico irá explicándote que es normal que te cueste al comienzo.

Primer día con las lentillas

El óptico te explicará nuevamente, de qué manera ponértelas, de qué forma quitártelas, de qué manera cuidarlas, limpiarlas y guardarlas, etcétera. Si bien esto es de gran ayuda, aún tienes un reto por delante… ponerte las lentillas sola a la mañana siguiente.
Existen vídeos explicando de qué forma ponerse y quitarse las lentillas, con lo que puedes verlos, lo que te ayudará bastante. En el momento en que logres ponértelas, te sorprenderás por el hecho de que, a la inversa de lo que siempre y en toda circunstancia habrías imaginado lo que sería utilizar lentillas, no te molestarán nada y será como no llevar nada puesto. Tu visión periférica será increíble, en tanto que podrás ver mejor sin las varillas gruesas que acostumbrabas a llevar.

Cuando llegue el instante de quitártelas no te asustes. Pues puede que el óptico, te habrá aconsejado quitarte las lentillas mirando cara arriba y arrastrar la lentilla cara abajo para quitarla. Suena extraño, mas al mirar cara arriba podrás ver que puedes tocarte el ojo conque te amedrentabas anteriormente. Te llevará un tiempo poder quitártelas y puede que nuevamente te aparezca la frustración, así que procura relajarte y al final lo lograrás. No vaciles, en parar un momento la primera vez que te pongas o bien quites las lentillas para relajarte y respirar hondo.

Tras unos días

Tras unos días comenzará a ser más simple, hasta que te acostumbres a que sea una labor simple y rutinaria.
Lo que más te puede sorprender es lo mucho que te agradaba llevar lentillas, conque las ventajas de utilizar lentillas se irán imponiendo al temor de tocarte los ojos. Ahora, los días de lluvia no debes estar limpiando las gafas para ver, puedes abrir el horno sin que se te empañen las gafas y tu razón favorita: ahora puedes comprarse un montón de gafas de sol sin graduación ¡y no dejarse los ahorros en ello!.

Lentillas a Domicilio, nos da una serie de consejos:
* Visita siempre y en todo momento a tu óptico. Jamás utilices lentillas sin haber tenido una revisión de la vista y la adaptación. Además de esto, el óptico te va a dar los consejos precisos para cuidar tus lentillas y tu vista.
* Prueba las gotas para los ojos. Antes que pruebes las lentillas, prueba a utilizar gotas para los ojos e ir habituándote a aproximarte a los ojos.
* Mantén la calma. El proceso de aprender a ponerse y quitarse las lentillas puede ser un tanto frustrante. En el momento en que te pongas inquieto y agobiado, descansa cinco minutos y relájate.
* Día de gafas. Un día por semana deja reposar tus ojos y emplea las gafas, de este modo tus ojos van a estar más sanos.
* Mira vídeos de ayuda. Cuando estás agobiado y apabullado por hacer algo que da temor, es bien difícil hacerlo. Si no tienes a absolutamente nadie junto a ti para explicarte de qué manera hacerlo y asistirte en el proceso, es bueno ver vídeos.

julio 6th, 2016 by