¿Qué ventajas tienen las hipotecas fijas frente a las variables?

Frente al señalado incremento de la oferta comercial de hipotecas baratas fijas de muchas entidades, algunos usuarios se preguntan cuáles pueden ser los beneficios de decantarse por este tipo de préstamos, que de forma tradicional no han conseguido cautivar al público de España.

La verdad es que, a pesar de ser aún algo minoritarias, el porcentaje de hipotecas fijas que se contratan, se ha tresdoblado desde dos mil diez y la oferta de los propios bancos se ha multiplicado desde finales de dos mil catorce.

A todo ello, hay que sumarle las incesantes rebajas que han experimentado esta clase de productos. En verdad, hace unos meses, decantarse por este tipo de préstamos, podía llegar a resultar más económico que escoger las de tipo variable.

Ahora bien, ya antes de escoger entre una y otra modalidad, es recomendable revisar cuáles son las primordiales ventajas y también inconvenientes de las hipotecas fijas:

* Ofrecen protección frente de las subidas y bajadas del euríbor

Son las hipotecas que más se contratan en España, las de tipo variable, el interés que paga el consumidor se calcular sumando dos variables: el euríbor a doce meses (un índice de referencia europeo, que se examina todos los años) y un diferencial que marca la entidad y continúa fijo a lo largo de toda la vida del préstamo.

Puesto que el euríbor se examina una vez cada 12 meses, posiblemente el usuario empiece pagando un interés bajísimo por su préstamo, pero con el tiempo, comience a abonar una cantidad muy elevada, caso de que el euríbor se disparase.

Las hipotecas fijas dejan eludir estos vaivenes, puesto que el interés que aplican continúa sin cambios a lo largo de toda la vida del préstamo. Eso sí, en general, comienzan cobrando un interés más alto que el que tendrían en ese momento los préstamos variables. Por lo tanto, va a ser el propio consumidor, el que acepte el peligro de decidir si, en el futuro, posiblemente el euríbor suba y que, con esto, la elección haya valido la pena.

Las diferencias entre las hipotecas baratas fijas o bien las variables, las puedes ver en un comparador de hipotecas, incluso si te acomodan también las hipotecas mixtas

* Bonifican a quienes requieran de menos tiempo para devolverla

En las hipotecas variables, todos y cada uno de los préstamos, tienen un diferencial determinado que podría cambiar, como mucho, dependiendo del grado de vinculación que el usuario tenga con la entidad. No obstante, en las hipotecas fijas, el menor interés no sólo viene determinado por la vinculación: así mismo por el plazo de amortización que requiera el cliente del servicio. Y es que, cuanto menor sea ese periodo, menor va a ser así mismo el interés que demandará el banco al consumidor por prestarle dinero.

El interés que aplican se ha reducido

La proliferación de ofertas de hipotecas fijas, ha tolerado que además de esto, su costo se reduzca. De este modo, mientras que hace un par de años el interés de este tipo de préstamos podía fluctuar el cuatro-seis por ciento, en la actualidad es fácil localizar ofertas bajo el dos por ciento o bien que superan este nivel por poco. De todos modos, puedes aceptar la ayuda de http://www.fercogestion.com/es/simulador-hipoteca para poder comparar las mejores ofertas del mercado actual.

No tienen cláusulas suelo

En España, hay prácticamente un par de millones de hipotecas que tienen cláusula suelo. Esto es, préstamos de tipo variable que cuentan con una predisposición que impide que el consumidor se favorezca de las bajadas del euríbor, al imponer un encuentre mínimo que deberán abonar, a pesar de que el interés real pudiese estar por debajo. En las hipotecas fijas, en cambio, jamás podría darse ese problema: puesto que el interés que se abona, continúa sin cambios a lo largo de toda la vida del préstamo, carece de sentido que esta clase de préstamos incluyan esta clase de disposiciones.