Maquetas de coches antiguos descatalogados

Me chiflan los descatalogados y me chiflan las cosas extrañas. Asimismo me agradan los turismos tradicionales (antes no, pero pasandos los años, comienzo a verle la gracia a los turismos más veteranos) y las escalas parcialmente grandes. Con esta premisa y con determinado remordimiento por no tener ninguna de las maquetas de las que charlaré (todo llegará…) deseo presentar una serie que me fascina: los coches veteranos de principios de siglo en escala 1:16.

Esta extraña escala tuvo su instante de gloria a final de los sesenta y en los años setenta, además de esto salieron kits bien interesantes de modelos más modernos a lo largo de cada año, ochenta y noventa por mano de Fujimi. No obstante nuestro interés se centra en los modelos más viejos y parcialmente bien difíciles de hallar. Hubieron múltiples marcas que animaron este curioso nicho, prevalentemente americanas (Aurora) y niponas (Bandai). Comenzamos por Aurora: en su tiempo lanzó una serie cuyo nombre era American Classics, una compilación de 6 modelos viejos. Estas maquetas de coches ( Maquetas y Modelismo )son bastante fáciles, más si se montan bien y se especifican como se debe pueden convertirse en genuinas joyas.

maquetas de coches

La primera de la serie era el Stanley Steamer. Al que prosiguió un hermoso Oldsmobile de 1904. Y un Buick de 1911.
El Mercer Racebout, un deportivo de la temporada, es entre los modelos más interesantes.

Los más viejos tenían su espacio y el Rambler era sin dudas uno de ellos.
Otra maqueta de gran interés (contendiente directo del Mercer) era el Stutz Bearcat de 1914.
Como ya entenderemos, si se montan y especifican bien las maquetas de coches, el desenlace puede ser pasmoso (Stutz y Mercer, juntos).

La americana Lindberg contribuyó a la causa con tres modelos más, todos bien interesantes. Comenzamos por el M. Racer:
El Stutz Racer (ideal para alinear al lado del modelo de Aurora). Y un más sosegado Ford T.
Los nipones de Bandai presentaron ciertos modelos italianos de gran interés, arrancando con el Itala, genial turismo de competición de antaño. El extraño Bianchi. O el Thomas Convertible (gran pieza para unir a los Aurora). Y el bello M. model mil novecientos seis.
Hubo asimismo un Rolls Royce “Balloon Car”.

A estas Series Classic Car (ciertas aparecieron con múltiples sellos, por poner un ejemplo el Mercer salió asimismo como Bandai o bien MPC y el Itala como Nitto Kagaku, Imai etcétera) prosiguieron otras de vehículos de la década de los treinta, asimismo bien interesantes. Mas esa es ya otra temporada.

Los clásicos a escala 1:18

Es el tamaño standar para la recreación de vehículos y camiones en miniatura. Al fin y a la postre, se antoja más accesible montar un garaje de tamaño dieciocho veces más reducido que el original.
No faltan marcas, que hagan reproducciones de los tradicionales más admirados de la historia, si bien son extraños asimismo los modelos de reciente lanzamiento, que no se vean clonados a un tamaño manejable. Lo que es es cierto que no siempre y en toda circunstancia con exactamente el mismo acierto.

Puedes encontrar, buscando mucho en las páginas web un Auburn 851Boattail Speedster de 1.935,  un Audi Front 225 Roadster del mismo año, un BMW 382 Streamline Roadster de 1.940, un Bugatti 57 SC atlantic de 1.938, un Cadillac V-16 Roadster de 1.930, un Ferrari 500 de 1.952, un Ford Fairlane Skyliner de 1.957 y muchísimos más, de esa época de gran evolución de los vehículos a motor. Auburn 851 Boattail Speedster 1935.

enero 20th, 2016 by