Pensando en las mascarillas, se comienza a buscar otras alternativas, como emplear el filtro del café o bien el de la aspiradora, entre otras cosas, para asegurar una mejor filtración. O bien, mejor todavía, de filtros textiles de TNT (tejidos no tejidos) hechos de poliéster.

Así mismo, pensaba en todos los casos que se trataba de materiales que tras lavarse, pierden capacidad de filtración. Interpreto que la pierden en forma de microfibras contaminantes, que se van a nuestros mares, puesto que el tejido pierde consistencia y densidad. Lo mejor es adquirir mascarillas ffp2 reutilizables que puedas adquirir sin complicarte, pero existe falta de producto en el mercado.

La verdad es, que no deseaba ofrecer una opción alternativa desechable, menos si la opción es sintética. De ahí que me sentí feliz, cuando supe que se podían confeccionar mascarillas reutilizables con tejido homologado.

 

mascarillas ffp2 reutilizables

¿Es preciso emplear mascarillas ffp2 reutilizables?

Puesto que sí. Entre otras muchas fuentes, el Ministerio de Sanidad nos señala que el empleo de las mascarillas es obligatorio, toda vez que no podamos sostener una distancia de por lo menos dos metros, cuando estemos en el transporte público, o bien en espacios, así sean abiertos o bien cerrados, si no podemos mantener una distancia de por lo menos esos dos  metros con otras personas.

Y de esta forma, hemos pasado de los días en los que no había mascarillas, a un punto en el que la cantidad de opciones resulta apabullante.

¿Qué tipo de mascarilla seleccionar?

De ahí, que se ha generado mucha información oficial, que puedes localizar concentrada en la página web del Ministerio de Sanidad sobre el empleo de las mascarillas, aparte de otros temas relacionados con el Coronavirus. Así mismo se han creado reglas a velocidad exprés, para regular un poco todo lo que se nos ha venido encima de un día para otro. Puedes localizar toda la información sobre la confección de mascarillas en la página web del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

 

mascarillas ffp2 reutilizables

La documentación está realmente bien explicada pero  extensa

Claramente, lo primero es comprender qué tipo de mascarilla precisamos. ¡Pues hay información en exceso contradictoria en las redes!
Para esto voy a tirar sobre todo de lo que nos explican en la página web del Ministerio de Sanidad. ¿Qué debes tener en cuentaal adquirir una mascarilla?
Si eres una persona sana (o bien presuntamente sana), precisas una mascarilla higiénica, que es la más fácil de las tres recomendadas. Pero no es cualquier mascarilla: nos dan algunos datos para asegurarnos que la protección es la conveniente.

Francamente, en un escenario perfecto todas y cada una de las personas llevaríamos máxima protección. Pero es que en “cuatro días” el consumo de las mascarillas, generalmente, se ha multiplicado a niveles inopinados, y sencillamente en el planeta no hay mascarillas de máxima protección para toda la humanidad.

Las mascarillas quirúrgicas y EPI requieren materiales, laboratorios y equipos escasos. Sólo se generan en contadas factorías. De ahí que es esencial reservarlas para las personas que verdaderamente las precisan y, si somos personas presuntamente saludables que no estamos en contacto con personas enfermas, debemos emplear las mascarillas higiénicas y ya está.

Como, además, somos personas con conciencia del impacto ambiental que tienen todos nuestros actos, que padecemos en el momento en que nos hallamos basura a nuestro paso y que deseamos vivir de la manera más responsable, debemos seleccionar siempre y en todo momento mascarillas reutilizables, aparte de higiénicas.

 

Las mascarillas ffp2 reutilizavles son una garantía de efectividad contra el Covid-19, como muchos otros tipos de mascarillas. Simplemente debes elegir la que se adata más por tu uso.

 

mascarillas ffp2 reutilizables

Mascarilla ffp2 reutilizable higiénica

Al principio tampoco había mascarillas higiénicas para cubrir nuestra demanda actual, ni de lejos. De ahí que las vimos agotarse en todas partes.
Y precisamente por eso, se hizo un esfuerzo esencial por crear una regla que regula la producción de las mascarillas higiénicas reutilizables, la UNE 65-2020, que reciéntemente fue parida en el mes de abril de este año.

La idea es, que cualquier persona con conocimientos y máquina de coser pudiese elaborar mascarillas con una garantía de protección razonable, siguiendo unas instrucciones aproximadamente sencillas. Esa y no otra, es la razón primordial por la que hace sólo poquitas semanas las autoridades no recomendaban el empleo de mascarillas y ahora sí. ¡Es que no podían aconsejarnos el empleo de un producto escaso, que se había agotado prácticamente en todo el mundo, y que no habían muchos talleres que supiesen confeccionarlas adecuadamente!

Gracias a la regla UNE65, las mascarillas higiénicas se han hecho considerablemente más alcanzables y, en verdad, su confección ayuda por una parte, a resguardar a la población general y, por el otro, a salvar a pequeños talleres de confección de la crisis.

Qué nos dice la UNE 65-2020

De todo cuanto señala la UNE65, lo más esencial está en el capítulo cuatro, la descripción.

Aquí se señala que, aparte de cubrir de la nariz a la barbilla, la mascarilla reutilizable higiénica ha de estar confeccionada con un material filtrante conveniente, que deje la respiración, que sea lavable y, desde entonces, que no presente ningún efecto desfavorable conocido.

Entonces nos da unas condiciones mínimas para el material, de manera que se pueda asegurar que verdaderamente cumplen su función:
– Que el tejido debe tener una capacidad de filtración bacteriana (BFE), mayor o bien igual al noventa por ciento.

– Que la respirabilidad del tejido, ha de ser menor al sesenta Pa/CM2

Sí, el coronavirus es un virus y no una bacteria, pero este es un estándar que nos deja un nivel de protección razonable y es más simple de medir que la filtración de partículas.

La otra condición esencial, es que este material filtrante debe poder mantener estas condiciones a lo largo de cuando menos cinco lavados, clic aqui. Si no, no podemos hablar de una mascarilla reutilizable.

De ahí que, el tejido ha de ser sometido a dos tests: uno cuando está nuevo y otro una vez que ha sido lavado un número determinado de veces. De esta forma, el fabricante del tejido puede asegurar que las peculiaridades mínimas se mantienen en las condiciones del análisis.

Algo a tener en consideración, es que no se lava y se testa el tejido muchas veces. En el momento en que nos dicen, que un tejido soporta diez lavados, quiere decir que ese es el número de lavados que se ha utilizado para el test, pero no necesariamente que tras el lavado once no cumple los requisitos de la UNE65. Seguramente no se ha testeado para más lavados (y muchos fabricantes se conforman, por el hecho de que el mínimo es diez).
Por otro lado, tampoco quiere decir que, tras superar el número máximo de lavados recomendados, la protección caiga a cero. Sencillamente, quiere decir que ya no se puede asegurar esa protección recomendada, puesto que probablemente haya disminuido. Pero siempre y en todo momento va a ser mejor que no emplear mascarilla o bien que hacer una con una camiseta vieja.

 

mascarillas ffp2 reutilizables

¿Es cierta la seguridad de las mascarillas?

Muchas personas y entidades nos hemos visto haciendo, vendiendo o bien comprando mascarillas, o bien materiales para mascarillas, de un día para otro. Aprendemos todas y cada una, y la mayor parte ya hemos metido la pata en algún punto de la información, por puro desconocimiento.
Mas hay algo que debemos tener claro: no solicitemos a un taller artesano una mascarilla «equivalente a FFP1, FFP2» ni un EPI. Y que no nos creamos sin más ni más si cualquier pequeño taller nos lo ofrece, si bien quizá lo haga con la mejor pretensión.

No existen mascarillas «equivalentes a FFP1, a FFP2 o bien a FFP3» artesanas.
Como hemos dicho, existen, por una parte, mascarillas higiénicas que, por este estado de salvedad, pueden considerarse como parecidas toda vez que el tejido haya sido testado por su distribuidor.

Entonces, existen las mascarillas quirúrgicas y EPIS (en las que están las FFP1, FFP2 y FFP3). Entre otras cosas, para la fabricación de estas últimas es preciso un local de unos 500m2, máquinas concretas o bien máquinas troqueladoras, máquinas de plegado, un sistema de control interno. Es complicado y es costoso. Requieren un proceso de control interno rigurosísimo, y además de esto un complejo proceso de comprobación externo, que pueden hacer algunos laboratorios.

De ahí que, insisto, nos aconsejan (y solicitan) a la población general que empleemos mascarillas higiénicas.