muebles de segunda mano
julio 10th, 2018 by Jose

La habitual cómoda de la abuela, la mesita de noche del pueblo, ese armario viejo del piso de alquiler… todos tienen una solución milagrosa. Se trata, de transformar los armarios de segunda mano más trasnochados en piezas personales de coleccionista por las que se darían de tortas en un mercadillo de segunda mano. ¿De qué forma? Con un tanto de ingenio, pintura y estos consejos para dar un toque vintage a tus bártulos más añosos.

Esta magia de la que te hablamos está en el color y los acabados de la superficie. Lograremos avejentar con estilo tus piezas por medio de la aplicación de una pátina, con efecto afín al decapado, sencillísima de practicar, económica y muy efectista. Además de esto, puedes aplicar el efecto sobre la pintura actual o bien aprovechar la operación para dar un nuevo color al mueble, para después, del mismo modo, darle un toque avejentado después. Las posibilidades son infinitas. Y estos, los materiales que requieres:

¿Qué precisas?
– Laca satinada tipo purpurina (refulgente).
– Un cartón o bien afín.
– Un trapo o bien gamuza.
– Guantes (para no mancharte las manos).
– Plástico (para resguardar el suelo allí donde vayas a trabajar).

¿De qué manera se aplica una pátina?
* Limpieza y seguridad: resguarda el suelo y el resto de bártulos de tu hogar cubriendo con plástico la zona de trabajo. Ahora, limpia bien el mueble a tratar, retirando polvo y suciedad.

* Elige el tono de la pintura en la laca que vas a utilizar. En tu tienda de bricolaje te van a poder aconsejar tonalidades conforme el efecto que desees lograr. Por poner un ejemplo, puedes elegir un tono dorado para imitar el oro, uno atezado para reproducir el latón o bien el cobre, o bien uno grisáceo para imitar la plata o bien la lata.
Para aplicar este matiz, primero diluye la laca con un poco de aguarrás en un recipiente. Se trata de dar un toque sutil que no cubra por completo la capa de pintura ya existente, sino que le aporte un matiz metalizado. A más dilución, menos cobertura y, por lo tanto mejor acabado. Haz pruebas hasta lograr el efecto deseado mediante la proporción conveniente.

* Emplea el trapo para aplicar la mezcla. El cartón te servirá para prensar primero en él la cantidad mojada y retirar el exceso, y de esta forma aplicar sobre el mueble cantidades pequeñísimas, poquito a poco. Destina una presión irregular a las diferentes partes para hacer más realista el efecto, por medio de una erosión azarosa.

* ¿Dónde aplicamos la pátina? Usa tu imaginación y tu lógica a partes iguales: las zonas de mayor roce de los muebles son las esquinas y las superficies de contacto. Aquí sería donde la pintura original se retiraría primero a raíz del desgaste. Y, por consiguiente, donde vamos a aplicar la pátina.

* Deja secar entre cuatro y ocho horas.

* Aplica un barniz mate al terminar para resguardar tu trabajo y que dure considerablemente más tiempo.

Recomendaciones de nuestros profesionales de armarios segunda mano en Vaciatucasa.com :

A más disparidad en la aplicación de la pátina, mejores resultados. Debe parecer completamente azarosa. Fíjate en las formas del mueble y síguelas con naturalidad: empieza la aplicación en unos centímetros ya antes de generarse una curva, a fin de que el desgaste parezca original.:

No te esfuerces en lograr una forma perfecta. ¿A que es fácil? Puedes resucitar el habitual mueble que tenías rechazado en un rincón hasta transformarlo en la estrella de tu salón.

Posted in Uncategorized Tagged with: