noviembre 7th, 2017 by Jose

 hipotecas baratas

 

Cuando necesitamos financiación hipotecaria, una de las primordiales premisas que tomamos en consideración es localizar las hipotecas baratas del mercado. Algo que puede parecer fácil, usando las herramientas de análisis que Ferco gestión ofrece, no lo es tanto. Podríamos pensar que un préstamo hipotecario asequible, es el que menos tipo de interés nos cobra y, a veces, es de esta manera, si el resto de variables que debemos examinar son idénticas. No obstante, no es suficiente con equiparar el interés de múltiples hipotecas para poder saber cuál es la más económica. Asimismo debemos tener en consideración las siguientes peculiaridades del préstamo con garantía hipotecaria y demás factores relacionados:

* El plazo; para equiparar hipotecas debemos tomar préstamos que tengan exactamente el mismo vencimiento. En otro caso, no podríamos asegurar qué hipoteca es más económica, en tanto que el costo final va a depender asimismo del total de intereses que terminamos pagando (a menor plazo, menos intereses terminamos abonando).

* El tipo de referencia al que se le suma el diferencial. Un préstamo hipotecario a tipo variable referido al euribor no es de forma directa equiparable a otro vinculado a un IRPH de conjunto de entidades (los sectoriales desaparecieron en el dos mil trece). Hay que examinar la evolución histórica de cada indicador, después sumarle el diferencial y, con este trabajo de análisis, seleccionar la que mejor se amolda a nuestras necesidades y también intereses. En cualquier caso, a priori no es posible saber con certeza, cuál terminará siendo la hipoteca que menos intereses suponga, puesto que no conocemos la evolución futura de los índices de referencia.

mejores hipotecas

* Las comisiones del préstamos hipotecario; podría ser que una hipoteca con un diferencial en comparación con el euribor, al IRPH o bien al IRS más alto que otra fuera más asequible, si calculamos las comisiones que nos cobra la supuestamente hipoteca económica. La primordial comisión a tener en consideración es la de apertura, cuyo valor ideal sería 0. Las compensaciones por desistimiento parcial y total, aparte de la compensación por peligro del tipo de interés (que se paga al banco en el caso de apreciar anular o bien subrogar un préstamo a tipo fijo).

* Los productos asociados; algunas hipotecas nos obligan a contratar productos auxiliares para bonificar el tipo de interés, como gasto en tarjeta de crédito, aportaciones a planes de pensiones o bien fondos de inversión, contratación de seguros de vida o bien hogar, con la compañía de seguros que diga el banco, por servirnos de un ejemplo. Fundamental es según ferco gestion, asimismo tomar en consideración productos complejos como los swaps, permuta de tipo de interés que no hay que confundir con un seguro de tipos de interés. A veces una hipoteca con un tipo de interés más alto pero sin productos asociados, sale más económica que otra con menor tipo de interés pero con la obligación de contratar seguros y demás.

Posted in Uncategorized Tagged with:

enero 9th, 2017 by Jose

hipotecas-baratas

Y parece que estas palabras nos cogen en mal momento. Tenéis que saber que soy de los sota, caballo y rey: si los jóvenes no tienen dinero, no consumen, por mucho que estén en edad de formar una familia, hacerse con una casa o bien deseen adquirir un coche. Y si los que tienen dinero, que son lo mayores, no tienen ganas de consumir, entonces nos vamos de forma directa a la porra, por el hecho de que la clave económica de los nuevos tiempos está más en la demanda que en la oferta.

Y por ahí va la cosa, conforme los datos que van llegando. Los inquilinos menores de treinta y cuatro años destinan el cincuenta y cinco con treinta y cuatro por ciento de su sueldo al pago del alquiler, de unos seiscientos sesenta y uno euros de media, lo que supone cincuenta y seis euros más que el año pasado, y superando la recomendación oficial de destinar como máximo el treinta y cinco por ciento de los ingresos mensuales al pago de la residencia.

De este modo tan claro y de esta forma tan cruda lo afirman los entendidos inmobiliarios.

En el caso de las hipotecas baratas, cuyo coste medio en España es de quinientos veintitres con nueve euros, los jóvenes menores de treinta y cuatro años deben invertir el cuarenta y tres con setenta y nueve por ciento de su salario, y eso en los sitios más convenientes, pues en comunidades como la capital española, Baleares o bien Cataluña, el valor medio de las hipotecas se ubica en unos alarmantes setecientos cuarenta y nueve, seiscientos ochenta y seis y seiscientos ocho euros, respectivamente.

Así, las contrariedades para los jóvenes no se fundamentan ya tanto en la modalidad escogida, el alquiler o bien la hipoteca, como en que no tienen ingresos suficientes para ninguno de los dos supuestos. Y eso en el caso de que tengan la fortuna de estar trabajando, puesto que ya sabemos exactamente en qué niveles se halla el paro juvenil en este país.

Por más que los bancos estén ahora interesados en volver a dar créditos, los jóvenes no son su objetivo prioritario: con alto paro, alta temporalidad y esperanzas turbias, es bastante difícil firmar un contrato a veinte o bien treinta años.
¿Y cual es la solución por la que optan los jóvenes? Compartir piso. Y ahí asimismo hay malas noticias, por el hecho de que el coste medio de la habitación en alquiler ha subido un veintidos con cinco por ciento en comparación con año pasado, situándose en los doscientos ochenta con quince euros por mes.

La franja de edad que más demanda inmuebles compartidos está comprendida entre los dieciocho y los veinticinco años (cuarenta y nueve con cuarenta y cuatro por ciento ), al paso que los inquilinos de entre veintiseis y treinta y cinco años suponen el veintinueve con treinta por ciento . Por otra parte, el cincuenta y cuatro con ochenta y siete por ciento de los perfiles son mujeres frente al cuarenta y cinco con trece por ciento de hombres, lo que se explica, en parte, a que las mujeres trabajan por término medio en campos peor pagados.

Esto es, que si aguardamos que esta gente pague las pensiones de los que se están jubilando ahora, más nos vale ofrecerles algo mejor. Ya no por solidaridad, sino más bien por propio interés.

Fuente: http://www.fercogestion.com/es/simulador-hipoteca

Posted in Uncategorized Tagged with:

octubre 14th, 2016 by Jose

mejores-hipotecas

Cuando el Euribor ha bajado de cero. Esto supone una situación jamás vista en la vida del índice y propone una serie de casos posibles para los hipotecados y para la banca. Ahora vamos a examinar escuetamente esta nueva realidad y, a raíz de ella, abordar una enorme duda para los que se quieren hipotecar: decantarse por el interés fijo o bien por el variable.

El Euribor en negativo

El Euribor, acrónimo de European Interbank Offered Rate (tipo europeo de oferta interbancaria) es el tipo de interés aplicado a las operaciones entre bancos de Europa; o sea, la media del interés al que los bancos de la zona Euro se prestan dinero entre sí. Su valor está calculado por la Federación Bancaria Europea, a través de la media de los costes de los primordiales bancos europeos.

Es el tipo más empleado para préstamos hipotecarios en España desde enero del 2000. Si bien hay distintos plazos, el que se emplea como índice de referencia oficial es el Euribor a un año. Cuando se contratan las hipotecas baratas a tipo variable, el tipo de interés es el resultado de sumarle al tipo referencial (en general el convocado Euribor) un diferencial que nos oferta el banco.

En el mes de enero, el Euribor a doce meses era ya muy cercano a cero, fijándose su valor en 0,042 % . Y es con estos valores cuando se propone qué va a pasar con el mercado hipotecario, qué puede acontecer si la suma del diferencial y el Euribor es menor de cero.

¿Pagará la entidad?

Si nos fijamos en los nuevos préstamos, son ya múltiples las entidades que están agregando cláusulas cero a fin de que en ningún caso deban abonar por prestar dinero. Y el resto lo están valorando. El diferencial más bajo para clientes del servicio por lo general que se ha ofrecido es del 0,018 % y si el Euribor sigue bajando puede hacer que la suma sea menor. Se propondrá una disyuntiva entre lo que defenderán los prestatarios y la banca, no estando clara en estos instantes la solución del inconveniente.

¿Hipotecarse a interés fijo o bien variable?

Los que van a comprar una casa con financiación, entre la abundante oferta hipotecaria, la primera y más lógica pregunta que se hacen es si decidirse por las que se rigen por un tipo fijo o bien variable. La evolución del Euribor durante los años y su extraña situación actual que no se sostendrá exageradamente en el tiempo, siembran dudas en el comprador que valora con prudencia por cuál decantarse.

Nos aconsejan en Ferco Gestion, que en el momento de escoger hipoteca, hay siempre y en toda circunstancia que fijarse en las condiciones que ofrecen los bancos, como seguros que se deben contratar, productos bancarios, etc., que pueden hacer cambiar el costo final del préstamo para el usuario. Después, valorar qué capacidad se tiene para encarar la cuota mensual que, si es reducida, recomendará irse a una a tipo variable con un plazo de amortización elevado.

Las variables ofrecen periodos más largos de amortización (hasta cuarenta años) y condiciones más convenientes en lo que se refiere a porcentaje de préstamo concedido respecto del valor del piso. Mas las fijas están ampliando plazos, llegando aun a veinticinco-treinta años. Se barajan diferenciales del 1 % para hipotecas a tipo variable y en el caso de fijas, se llega a valores tan reducidos como el 1,80% .

La cuestión está en si pensamos en los valores que llegó a lograr el Euribor, como el máximo de 2008 del 5,86% . El peso de los intereses en la cantidad que abonamos al banco es muy grande al comienzo de la vida del préstamo para entonces ir reduciéndose. Si el Euribor vuelve a estos valores máximos lo va a hacer en muchos años y por ende el primordial del préstamo se va a haber reducido y el peso de la subida se hace menor. Mas todavía con esta excepción su efecto es muy notable.

Las hipotecas fijas aumentan entre las escogidas, representando ya el 10% del total. Existen muchas herramientas en la red de redes como comparadores de hipotecas, simuladores de cuota dependiendo del tipo de interés, aparte de como es natural nuestra entidad donde pueden asistirnos en la elección del producto a contratar. Es bastante difícil determinar cuál es la opción mejor, pues verdaderamente depende de las condiciones particulares del usuario y de sus necesidades. Mas ahora bien, la reflexión se hace obligada y valorar posibles escenarios futuros del Euribor asimismo.

Posted in Uncategorized Tagged with:

agosto 11th, 2016 by Jose

Efectuemos una comparación: En nuestros días, el usuario paga 717 euros mensuales con su hipoteca (a euribor+1 % ). En la nueva hipoteca pasaría a abonar 683 euros mensuales. O sea, serían 34 euros menos por mes, 408 euros anuales. En 20 años se podría ahorrar unos 6.000 euros (descontados los 2.200 euros que le supondría realizar la subrogación). Por tanto, resultaría interesante hacer una subrogación hipotecaria. Los cálculos, en todo caso, son hipotéticos. En verdad, al estar hablando de una hipoteca a interés variable, hay que tener en consideración (cosa que no se ha hecho en el ejemplo) que las entidades examinan el tipo de interés aplicado periódicamente (cada 6 o bien 12 meses) y se actualiza la hipoteca en función de como se halle el euribor.

hipotecas baratas

La compraventa con subrogación de hipoteca

 Se trata de la compra y venta de un bien inmueble, por norma general un piso o bien una casa.
Dicho piso o bien dicha casa, tiene una carga de las denominadas hipotecas baratas (por norma general en garantía de un préstamo que en su día solicitó el ahora vendedor, para poder adquirir la casa que ahora trata de vender).

Ante esa hipoteca que grava el piso o bien la casa que deseamos adquirir, podemos adoptar (seamos vendedores o bien compradores) dos posibles posturas:

* Recuerda que con el costo de compra y venta, o bien con dinero que tenga el vendedor (cosa poco frecuente) sea anulada la hipoteca: sea si el comprador puede abonarlo al contado, sea pues si se pedirá un préstamo con garantía hipotecaria sobre la casa que comprará, y por consiguiente abonar todo el coste al vendedor con el importe de tal préstamo hipotecario, pero ojo que es conveniente adoptar medidas de seguridad, que garanticen que el vendedor realmente anula el préstamo.

* Recuerda que el coste se paga: parte en metálico, y el resto haciéndose cargo el comprador del préstamo garantizado con la hipoteca que grava la finca (dicho bien claro “que el comprador se haga cargo de la hipoteca”).

Difícilmente pueden utilizarse menos palabras y más fáciles, para explicar lo que es una compra y venta con subrogación de hipoteca; mas si tu has llegado aquí supongo que ya lo sabes, si bien tienes distintas dudas, voy a tratar de solucionarlas seguidamente.

¿En qué momento es conveniente adquirir una finca y subrogarse en la hipoteca que la grava?
Siempre y cuando deseemos conseguir financiación en nuestra compra, puesto que si disponemos del dinero suficiente para abonar al contado, esa subrogación en la hipoteca no tiene sentido.

Partiendo de esta premisa, según http://hipotecas-baratas.webnode.es/ la subrogación es una solución muy acertada:
* Si el préstamo que aceptas (esto es, en el que te subrogas) se acomoda a tus posibilidades de pago, y a las condiciones financieras que puedes conseguir y eres capaz de admitir. De manera deliberada nos centramos en 3 aspectos y no en uno, puesto que creo que es un gravísimo fallo, y está muy extendido, mirar un préstamo hipotecario atendiendo solamente a la cuota mensual y tipo de interés, siendo muy aconsejable que prosigas estas recomendaciones y comprendas bien estos conceptos.

* Si bien las condiciones financieras del préstamo no son tan provechosas como las que puedes conseguir y estás dispuesto a admitir, si los gastos de una nueva hipoteca (Impuestos, Registros, Administración, Comisiones) son superiores a los beneficios que puede proponer este nuevo préstamo frente al precedente.

 

Posted in Uncategorized Tagged with:

diciembre 11th, 2015 by Jose

Estos préstamos, dejan a sus titulares adquirir una segunda residencia sin precisar vender la primera.
El incremento de la familia, un traslado por cuestiones laborales… son ciertas situaciones que animan a muchas familias a buscar casa nueva, prácticamente siempre y en toda circunstancia mayor y más cara que la que ya se tiene registrada en propiedad. Mas la mayor parte de quienes se hallan en esta situación no desean vender su residencia precedente precipitadamente, o bien por un costo inferior al que dicta el mercado inmobiliario.

Para atender a las necesidades de esta clase de clientela, poco a poco los bancos y cajas de ahorro se han decantado en los últimos tiempos por los préstamos de cambio de residencia, una modalidad hipotecaria que ofrece a sus titulares, la posibilidad de adquirir una segunda residencia mientras que aun no se ha vendido la primera. Está en especial destinada a aquellas personas que precisan financiación para cambiar de casa y desean, por si fuera poco, contar con del dinero de la venta de su casa actual. Con esta hipoteca se puede lograr hasta un cien por ciento en la financiación de la nueva residencia, más los gastos que produzca esta operación y el traslado, sin verse en la obligación de desprenderse de la noche a la mañana de la casa precedente. Hay otras alternativas que, sin llegar a financiar la totalidad de la residencia, llegan al setenta por ciento o bien ochenta por ciento de exactamente la misma.

Nos comentan en Fercogestion, que las condiciones del préstamo son tentadoras, en tanto que desde el primer instante el suscriptor de este producto paga tan solo la cuota del préstamo de la casa que comprará (tal y como si ya hubiese vendido la primera residencia). La enorme ventaja de este sistema, consiste en que no se corre ningún peligro de perder la residencia que se quiere adquirir, ni tampoco hay que deshacerse de forma precipitada de la residencia que ya se tiene, por el hecho de que se dispone de un plazo de un año para venderla sin abonar ninguna cuota de préstamo a lo largo de ese intervalo de tiempo.Ciertas entidades, aún, rebajan los modelos de interés que se aplican en las hipotecas baratas, si bien esta medida está destinada solamente a clientes del servicio de preferentes.

hipotecas baratas
Las condiciones son muy provechosas de entrada, más los intereses se endurecen tras un corto periodo inicial.
A primera vista, este género de hipoteca ofrece unas condiciones provechosas para su titular, pues deja no abonar ninguna cuota a lo largo de los primeros meses. Mas absolutamente nadie da “duros a cuatro pesetas”, y este periodo de exención es verdaderamente cortísimo, entre 6 meses y un par de años.

Sucede los mismo con las clases de interés aplicados, en tanto que en el periodo inicial son muy competitivos, en torno al 4 por ciento , para pasar más tarde al 5 ó 5,5 por ciento a lo largo del resto del periodo, el mayor en la vida de la hipoteca.

Entre las primordiales peculiaridades del producto, resalta que se adecúa a todos y cada uno, deja su contratación a interés fijo o bien variable, y con posibilidad de referenciarlo al Euribor o bien al IRPH (índices de Referencia de Préstamos Hipotecarios). Sobre su duración, el plazo es precisamente igual que el que ofrecen otros géneros de hipotecas, y se pueden localizar de hasta cincuenta años de amortización, si bien la tónica general del mercado es darlas a un periodo medio de entre veinticinco y treinta años.

Su funcionamiento

El mecanismo de estos créditos puede parecer algo complicada, más es una fácil solución a los inconvenientes de financiación de una familia en los periodos de tránsito, hasta el momento en que se ocupe la nueva residencia. Se forman dos préstamos hipotecarios: uno sobre la residencia que se vaya a adquirir, y otro concreto sobre la residencia que se pone en venta.

En el préstamo sobre la residencia que se va a poner en venta, se dispone de un determinado período temporal (normalmente entre uno y dos años) a lo largo de los que la persona perjudicada solo debe atender al pago de los recibos del préstamo de la nueva casa. Este sistema hipotecario deja que desde el primer instante, se paguen cuotas más reducidas, tal y como si se hubiera vendido la primera de las casas, con lo que únicamente se deberá atender la cuota del préstamo de la casa que se adquiera. Por si fuera poco, no se corre el peligro de perder la residencia que se quiere adquirir, por el hecho de que se puede efectuar la firma de la nueva casa inmediatamente.

Posted in Uncategorized Tagged with: