El tipo fijo o variable para las mejores hipotecas

mejores-hipotecas

Cuando el Euribor ha bajado de cero. Esto supone una situación jamás vista en la vida del índice y propone una serie de casos posibles para los hipotecados y para la banca. Ahora vamos a examinar escuetamente esta nueva realidad y, a raíz de ella, abordar una enorme duda para los que se quieren hipotecar: decantarse por el interés fijo o bien por el variable.

El Euribor en negativo

El Euribor, acrónimo de European Interbank Offered Rate (tipo europeo de oferta interbancaria) es el tipo de interés aplicado a las operaciones entre bancos de Europa; o sea, la media del interés al que los bancos de la zona Euro se prestan dinero entre sí. Su valor está calculado por la Federación Bancaria Europea, a través de la media de los costes de los primordiales bancos europeos.

Es el tipo más empleado para préstamos hipotecarios en España desde enero del 2000. Si bien hay distintos plazos, el que se emplea como índice de referencia oficial es el Euribor a un año. Cuando se contratan las hipotecas baratas a tipo variable, el tipo de interés es el resultado de sumarle al tipo referencial (en general el convocado Euribor) un diferencial que nos oferta el banco.

En el mes de enero, el Euribor a doce meses era ya muy cercano a cero, fijándose su valor en 0,042 % . Y es con estos valores cuando se propone qué va a pasar con el mercado hipotecario, qué puede acontecer si la suma del diferencial y el Euribor es menor de cero.

¿Pagará la entidad?

Si nos fijamos en los nuevos préstamos, son ya múltiples las entidades que están agregando cláusulas cero a fin de que en ningún caso deban abonar por prestar dinero. Y el resto lo están valorando. El diferencial más bajo para clientes del servicio por lo general que se ha ofrecido es del 0,018 % y si el Euribor sigue bajando puede hacer que la suma sea menor. Se propondrá una disyuntiva entre lo que defenderán los prestatarios y la banca, no estando clara en estos instantes la solución del inconveniente.

¿Hipotecarse a interés fijo o bien variable?

Los que van a comprar una casa con financiación, entre la abundante oferta hipotecaria, la primera y más lógica pregunta que se hacen es si decidirse por las que se rigen por un tipo fijo o bien variable. La evolución del Euribor durante los años y su extraña situación actual que no se sostendrá exageradamente en el tiempo, siembran dudas en el comprador que valora con prudencia por cuál decantarse.

Nos aconsejan en Ferco Gestion, que en el momento de escoger hipoteca, hay siempre y en toda circunstancia que fijarse en las condiciones que ofrecen los bancos, como seguros que se deben contratar, productos bancarios, etc., que pueden hacer cambiar el costo final del préstamo para el usuario. Después, valorar qué capacidad se tiene para encarar la cuota mensual que, si es reducida, recomendará irse a una a tipo variable con un plazo de amortización elevado.

Las variables ofrecen periodos más largos de amortización (hasta cuarenta años) y condiciones más convenientes en lo que se refiere a porcentaje de préstamo concedido respecto del valor del piso. Mas las fijas están ampliando plazos, llegando aun a veinticinco-treinta años. Se barajan diferenciales del 1 % para hipotecas a tipo variable y en el caso de fijas, se llega a valores tan reducidos como el 1,80% .

La cuestión está en si pensamos en los valores que llegó a lograr el Euribor, como el máximo de 2008 del 5,86% . El peso de los intereses en la cantidad que abonamos al banco es muy grande al comienzo de la vida del préstamo para entonces ir reduciéndose. Si el Euribor vuelve a estos valores máximos lo va a hacer en muchos años y por ende el primordial del préstamo se va a haber reducido y el peso de la subida se hace menor. Mas todavía con esta excepción su efecto es muy notable.

Las hipotecas fijas aumentan entre las escogidas, representando ya el 10% del total. Existen muchas herramientas en la red de redes como comparadores de hipotecas, simuladores de cuota dependiendo del tipo de interés, aparte de como es natural nuestra entidad donde pueden asistirnos en la elección del producto a contratar. Es bastante difícil determinar cuál es la opción mejor, pues verdaderamente depende de las condiciones particulares del usuario y de sus necesidades. Mas ahora bien, la reflexión se hace obligada y valorar posibles escenarios futuros del Euribor asimismo.

octubre 14th, 2016 by