Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Unos trucos para cuidar muebles de segunda mano de madera

muebles de segunda mano

Supongo, que la gran mayoría de las piezas que llamaron tu atención durante tu vida, están construidas con la magia de la madera.
No es para menos. No importa la época ni el estilo decorativo: cuando hablamos de materiales, la madera siempre y en todo momento ha sido, es, y será, la estrella en casi todos los hogares.
Su calidez natural, su tacto, capaz de trasladarnos en el espacio y en el tiempo, sus vetas, hacen de este producto de los árboles y arbustos, un filón inacabable de belleza a fin de que nuestra imaginación lo transforme en todo tipo de muebles y accesorios de nuestro hogar y nuestra oficina.

Por otra parte, es verdad que la madera, sólida y resistente, asimismo ofrece una delicadez notable en su superficie. Puede rayarse con sencillez, marcarse con la humedad de un vaso si no usamos posavasos, o bien quemarse con un cigarro, entre otras cosas.
De ahí, que hoy vamos a darte todos aquellos consejos para tus muebles de segunda mano, que precisarás poner en práctica para mantener siempre y en toda circunstancia como nuevo cada mueble de madera de tu residencia.

No utilices jamás amoníaco para la madera

Lo sabemos, esos productos especiales para la madera lo contienen. Pero olvídate: el amoníaco es abrasivo y, con el tiempo, acabará quitándole el brillo y el color a tus muebles de madera preferidos.

En su lugar, escoge productos naturales, más frágiles con su superficie y menos beneficiosos para tu familia y el Medio Ambiente.

Limpia el polvo día tras día, encera cada semana

¿Suena a mucho trabajo? Créenos que no lo es. Hazte con toallitas húmedas especiales para adecentar madera (en prácticamente todos los supermercados puedes hallarlas)
Si cada día o bien cada dos como mucho, coges una toallita y sencillamente la pasas por la superficie de tus muebles de madera, vas a tardar menos de dos minutos en tenerlos siempre limpios y evitar que el polvo y la suciedad comiencen a crear manchas o bien cercos.
Una vez a la semana, dales con ceras protectoras de calidad (tras eliminar el polvo y dejar secar), vas a ver cómo tus muebles soportarán el paso de los años.

Resguarda a la madera de la luz del sol, el agua y el aire acondicionado

Lo mejor es que pienses en ese mueble como en un pequeño: no lo pondrías al sol, ni lo dejarías estar mojado, ni frente a un aire acondicionado, ¿cierto??

La madera es sensible al sol, por el hecho de que se come su color y su brillo; y el agua y el aire acondicionado son muy peligrosos para pudrir su composición y trastocar con brusquedad su dilatación y contracción natural. De ahí que, si en Vacia tu Casa hablamos de muebles de exterior, aplica desde el primero de los días barnices singulares protectores de la madera para estas circunstancias.

Cuidado con el calor

De igual modo, el calor puede provocar daños en la superficie, deteriorar las ceras y barnices protectores, y ensanchar con brusquedad la madera allí donde se aplique.
Por este motivo, no dejes recipientes calientes de manera directa sobre ella, o bien los daños van a ser tan permanentes que vas a deber lijar las marcas que queden para hacerlas desaparecer.

Emplea nueces para arreglar la madera

Este primor de truco, ya lo habíamos comentado y es una herencia directa de la sabiduría de los lutieres o bien luthieres, afanados autores de instrumentos de cuerda frotada y pulsada.

Ellos saben mejor que nadie que los aceites esenciales de las nueces, tan ventajosos para nuestro cerebro, son ideales para arreglar rozaduras en la madera.
La técnica es sencilla: abre una nuez, frota su fruto con la parte dañada del mueble, moviendo la nuez en el sentido de las vetas de la madera. La pulpa de la nuez y su aceite empezarán a derretirse y crear una capa reparadora. Después, solo debes pasar un paño suave para repartir homogéneamente la solución.

octubre 11th, 2018 by