Velas para el menaje de tu hogar: conoce los diferentes tipos

Las velas, son entre los elementos imprescindibles de los últimos tiempos en lo que se refiere a decoración. En jarros, con arena, con agua o bien solas son un complemento estupendo para cualquier habitación.

Velas para decorar tu casa: conoce los diferentes tipos. Las velas son complementos para la casa antiquísimos. No obstante ahora son un factor idóneo para decorar cualquier sitio o bien hacer las exquisiteces de cualquier habitación, con sus agradables fragancias y perfumes. Este complemento para la casa, no deja de renovarse para ofrecernos una extensa gama de colores, olores y formas, a cada cual más novedosa y más ornamental. Si deseas decorar tu casa con alguno de estos elementos del menaje del hogar, en este artículo te damos ciertas claves para estar a la última.

menaje del hogar Bastante gente tiene velas en su casa por diferentes razones. En el pasado era entre los medios por los que las personas alumbraban sus casas, con la llegada de la electricidad y otros medios más complejos, pasaron a tener otros usos si bien en el caso de urgencia proseguimos recurriendo a ellas. Ahora la razón primordial es: la decoración.

Clases de velas

En la actualidad podemos hallar prácticamente cualquier clase de velas que deseemos. Bien sea por la manera, por el fragancia o bien por el color, la pluralidad de las velas en zalema.es/es/37-menaje-del-hogar es amplísima, pudiendo distinguir entre estos tipos:

* Velas de té: son aquellas velas pequeñas, cuya duración está comprendida entre cinco y seis horas más o menos.
Tienen diferentes fragancias y colores y son ideales para los quemadores de perfume. Por norma general se venden en bultos que poseen entre cuatro y doce candelas.

* Velas decorativas: son aquellos tipos de vela más modernos que se usan para decorar. No únicamente en lo que se refiere a formas y colores, sino los perfumes suponen un enorme problema en el momento de escoger el que más nos guste.

* Velas de candelabro: eran las más usadas en el pasado y son idóneas para candelabros, como su nombre señala. De la misma manera que el resto de velas pueden ser de diferentes tamaños, fragancias y colores. Su peculiaridad es que son alargadas. Son muy usadas en liturgias religiosas y asimismo para decoraciones más tradicionales.

* Velas de columna o bien pilares: considerablemente más gruesas que el resto, su duración asimismo es mayor. Precisan un soporte extra en el momento de encenderlas, para eludir que la cera caiga en el sitio donde este apoyado el cirio. Hoy en día son el género de vela más usado para la decoración.

* Velas flotantes: son aquellas velas, afines a las velas de té, cuyo fin es ponerlas sobre recipientes con agua. No dan mucha luz, no obstante evocan un aroma y una imagen de relajación, generando efectos bien interesantes al reflejarse sobre el agua. Esta clase de velas, son más modernas que las velas de té y existen diferentes formas que emulan flores o bien animales, por servirnos de un ejemplo.

¿De qué forma podemos emplear una vela para decorar?

En nuestros días, tener un centro con velas acompañado de piedras, agua, bandejas, arena o bien flores secas aromatizadas, es una exquisitez muy simple de preparar. Como bien sabéis las velas son un elemento imprescindible, por poner un ejemplo, en Nochevieja para atraer la buena suerte a lo largo de el próximo año, tal como un complemento que no puede faltar en ninguna mesa que se quiera decorar de forma romántica.

Para el resto de situaciones en las que esto no es preciso o bien para gozar de ellas a lo largo del día tras día te planteamos lo siguiente:

* Adquiere velas de columna de diferentes tamaños y alturas y también igual color, colócalas sobre una bandeja. Si en la base pones varias flores secas, que se venden en ramos, te va a quedar un centro hermoso para cualquier mesa de salón.

* Poner piedras pequeñas de diferentes tamaños en un jarro alargado de cristal, si bien no demasiado alto. Introducir en él una flor de plástico resistente al agua. Ocupar el jarro de agua (no hasta el borde) y poner encima una vela flotante. Podemos apresar la flor con las piedras del fondo a fin de que no se mueva del fondo.

* De la misma manera que hemos hecho en el punto precedente, asimismo podemos hacer exactamente la misma operación mas sobre una bandeja de cristal un tanto profunda.

* En un jarro redondo o bien cuadrado transparente, podemos poner un tanto de arena o bien piedras de diferentes colores y poner sobre ellas una vela de columna acorde con el sitio de la casa donde lo vamos a poner.

* Poner flores secas en diferentes bandejas y poner en ellas velas de té, de exactamente las mismas tonalidades que las flores con las que hemos cubierto las bandejas.

enero 16th, 2016 by